jueves, 30 de diciembre de 2010

chroma key

los días, las horas, los años haciendo derivar nuestras palabras a este lugar desacompasadas donde todos los guiones tropiezan

SIN comprenderlo, sin saber qué haría
más largo y hondo mi silencio,
amordazo mis fieras, encadeno palabras.
Nunca supe que cada una
exigiría su tributo sombrío.
Y sin embargo
vivir sólo es posible entre sus ecos.
Porque decir es la frontera,
cuanto nombro perece en el insomnio.
Juan José Castro Martín, Margen de lo invisible



es tan distinto para cada uno lo único que todo patina buscando una traducción de urgencia. a veces, casuales pitonisos, acertamos a voltear las manos y .leer las líneas.. finos hilos, el tejido de nuestras palabras. cuajado el hálito en estalagmitas y estalactitas. dirigir partituras de desconcierto. tacto apenas húmedo y precaria consistencia circunstancial



o para anudar hilo de algodón dulce acercar los labios los dedos torpe modo adulto y ese estallido

aunque al final
el tiempo (su boca
en doce puertas)
me consuma
en secreto
Dolan Mor, La dispersión, “Quinto paso”

*

Pere(t)c en el laberinto



... Tel était le titre de ma conférence dans le cadre de la manifestationse déroulant il y a quelques jours à Porto Alegre et São Leopoldo (Brésil, Rio grande do Sul) : La Machinerie de l’art : La création collective et le concept en art.
En voici la présentation :

On a en général de l’écriture une image solitaire. Et bien souvent, elle l’est. Expérience retirée, expérimentation entre soi et soi – avant de rencontrer le regard du lecteur. Mais on oublie ainsi que la pratique de l’écriture n’est pas antinomique de créations collectives comme en témoignent de nombreux courants littéraires historiques ou actuels et, plus modestement, ma propre pratique d’écrivain et d’éditeur. De chers en blogs collectifs, en passant par la publication en revues, on évoquera cette tendance qui peut faire de l’écrivain d’avantagé un « cadavré éxquis » mû par un désir d’échanges qu’un « style » esseulé. Laure Limongi, Le « cadavre exquis » de l’écrivain

*

3364 – Je ne cesserai jamais de m’émerveiller que cette chair soutenue par ces vertèbres, ce tronc joint à la tête par l’isthme du cou et disposant autour de lui symétriquement ses membres, contiennent, et peut-être produisent, un esprit qui tire parti de mes yeux pour voir et de mes mouvements pour palper... Marguerite Yourcenar, L’œuvre au noir

domingo, 26 de diciembre de 2010

de memoria 2.0




memento.
memnónida.
memorándum.
memorar
memoratísimo, ma.
memorativo, va.
memorialesco, ca.
memorialista.
memoriógrafo.
memorión.
memorismo.
memorista.
memorización.
memorizar.
memorioso, sa.

Ni de pena, ni de risa, Morirse de memoria parece referir más una muerte memoriosa o memorial que memorable o memoranda y al mismo tiempo recobrar aquella misión escolar de someter el conocimiento memorísticamente. Decir entonces Morirse «por corazón» sería una traducción tosca, literal del inglés «by heart» o el francés «par cœur» pero, en su desliz incorrecto, pondría el órgano impar, al paso, sobre la mesa blanca de la cocina consumido en latidos de un bombeo aun vano, visceral.



(en La Comunidad Inconfesable revista breve número 17. septiembre 2010)

le mot en fuite: side 2, steal life 13

memento.

le mot en fuite: side 2, steal life 12

memnónida.

le mot en fuite: side 2, steal life 11

memorándum.

le mot en fuite: side 2, steal life 10

memorioso, sa.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

variatio conforme: lectura sintáctica

Para mí esa era la clave: cómo generar una torsión para que esa metamorfosis fuese plausible, para que la historia no se quedase coja y siguiese una evolución natural. En mi opinión, lo real no es necesariamente lo que pasa, sino lo que puede llegar a pasar. Stéphane Delorme, ENTREVISTA a Abbas Kiarostami, “La dirección de la mirada

Abbas Kiarostami compone Copia certificada yuxtaponiendo el límite anterior de la historia (figurémoslo “el todo por decir”) al posterior (“el nada que decir”). al recortar el relato por sus extremos, diluido el contenido o la cópula que permitirían dotarlo de un sentido particular, abre una fisura interna donde se abisma la trama.



Interiorización mimética pero sin modelo, mímica sin imitación, mímica como mimeisthai, imitación de lo ausente, de lo que nunca fue presente: “anuncia la “ficción”, el medio, puro, de ficción (...)
a la vez presencia percibida y no-percibida, imagen y modelo, por lo tanto imagen sin modelo, ni imagen ni modelo, medio
(en el medio: entre, ni/ni; y medio: elemento éter, conjunto medium)” (Derrida, 2007: 319). Puro medio. Marta Morales Martín, "La catástrofe del gesto: anomalías de la mímesis en la modernidad tardía"

ubicados en medio, rastreando el gesto: apenas un giro; voltear la mirada de un lado a otro sin saber resolver más que nuestra incapacidad para determinar si ese lapso elidido pertenece al ámbito cinematográfico o al sentimental o a cuál ¿y a quién?

(en La Comunidad Inconfesable revista breve número 21. enero 2011)

viernes, 3 de diciembre de 2010

variatio conforme: lecturas alegóricas 1 a 7

Para mí esa era la clave: cómo generar una torsión para que esa metamorfosis fuese plausible, para que la historia no se quedase coja y siguiese una evolución natural. En mi opinión, lo real no es necesariamente lo que pasa, sino lo que puede llegar a pasar. Stéphane Delorme, ENTREVISTA a Abbas Kiarostami, “La dirección de la mirada

la mirada

Dar a ver es inquietar el ver en su acto, en su sujeto. Ver es siempre una operación de sujeto, por lo tanto una operación hendida, inquieta, agitada, abierta. Georges Didi-Huberman, Lo que vemos, lo que nos mira, “El dilema de lo visible”

que opera hendida, inquieta, agitada, abierta en copie conforme trata de asomarse entre los dos fragmentos o lugares donde Gente que se copia a sí misma se convierte en apenas traza de la (des)articulación de un discurso: fluir vago que encauza en escena el material rodado. La película de Kiarostami sólo existe porque actúa Juliette Binoche, ella es la película, no los diálogos, ni las citas cinéfilas. La película se resume en una actuación, los demás son espectadores, el “resto es silencio”.



espacio para “LA RESONANCIA”:

variatio No. 1: fungibles

1. Lo que resuena en mí es lo que aprendo con mi cuerpo: algo tenue y agudo despierta bruscamente a ese cuerpo que, entretanto, se embotaba en el conocimiento razonado de una situación general: la palabra, la imagen, el pensamiento, actúan a la manera de un latigazo. Mi cuerpo interior se pone a vibrar, como sacudido por trompetas que se responden y se superponen: la incitación hace huella, la huella se amplía y todo es (más o menos rápidamente) devastado. En lo imaginario amoroso nada distingue la provocación más fútil de un hecho realmente consecuente; el tiempo es conmocionado hacia adelante (me suben a la cabeza predicciones catastróficas) y hacia atrás (recuerdo con pavor los “precedentes”): a partir de una pequeñez todo un discurso del recuerdo y de la muerte se eleva y me arrastra: es el reino de la memoria, arma de la resonancia -del “resentimiento”.

(La resonancia de un “incidente imprevisto que […] cambia súbitamente el estado de los personajes”: es un golpe teatral, el “momento favorable” de una pintura: cuadro patético del sujeto asolado, postrado, etc.) Roland Barthes, Fragmentos de un discurso amoroso



arquetipos e ideales, sueños o planes:
posibilidades

*

variatio No. 2: reflejos

ANTES, AYER, yo amaba a Irene. [...] ahora, soy Irene.
Mauricio Wacquez, "Excesos"



Motores narrativos

*

variatio No. 3: words confuse

".("but when w$e"=~/ do/, join( 'together',())):
($o='ur'. crypt('ic',
"words confuse"),
s/[^ta-y! \n$o: ]//go,$_);
$i{m}=print($ed? 'indelibly': ($waiting= $just)). "disappoints";}
Damon Harper, "The Aesthetics of Generative Code"



encuentros

*

variatio No. 4: la nueva vuelta del interminable ballet

...el hombre viejo no puede sobrevivir tal cual en el nuevo aunque el hombre siga siendo su propia espiral, la nueva vuelta del interminable ballet;... Julio Cortázar, Libro de Manuel



ocasiones

*

variatio No. 5: una nueva vuelta del interminable ballet

¿De verdá(d) la gente cree que las cosas están en google? Una nueva vuelta del interminable ballet, "INGENUIDÁ(D)"



consonancias

*

variatio No. 6: su esencia incomprensible

Resumen: Para la comprensión de esta obra es imprescindible, pues, saber las condiciones en que fue escrita y en qué medida se mantienen o han cambiado en la experiencia de nuestra lectura.
La realidad existe o no existe, en todo caso
es incomprensible en su esencia, así como
las esencias son incomprensibles en la
realidad, y la comprensión es otro espejo
para alondras, y la alondra es un pajarito, y
un pajarito es el diminutivo de pájaro,
y la
palabra pájaro tiene tres sílabas, y cada
sílaba tiene dos letras, y así es como se ve
que la realidad no existe (puesto que
alondras y sílabas)
pero que es
incomprensible, porque además qué
significa significar, o sea entre otras cosas
decir que la realidad existe. Óscar Martín,
"Libro de Manuel: antes y ahora real"



asonancias

*

variatio No. 7: and if we live

O gentlemen! the time of life is short;
To spend that shortness basely were too long,
If life did ride upon a dial’s point,
Still ending at the arrival of an hour.
And if we live, we live to tread on kings;
(King Henry IV - William Shakespeare)



disonancias

*

Las expresiones artísticas degeneran en la
medida en que se convierten en teatro (art
degenerates as it approaches the condition
of theatre
)
. Michael Fried, “Art and
Objecthood
Y terminaba así, con un tono de espanto ante la universalidad de los poderes infernales de la perversión hecha teatro:
De todas maneras, en estas últimas líneas
quisiera llamar la atención sobre la
denominación absoluta (the utter
pervasiveness
) -la universalidad virtual- de
la sensibilidad o el modo de existencia que
califiqué de corrompido o pervertido por el
teatro (as corrupted or perversed by
theatre
). Todos somos, durante toda
nuestra vida o casi, literalistas1. Michael
Fried, “Art and Objecthood” en Georges
Didi-Huberman
, Lo que vemos, lo que
nos mira
, “El dilema de lo visible”
1 y concluía con una frase de tonalidad tan profética que los traductores no se atrevieron a verterla al francés “Presentness is Grace” [“La Presencia es Gracia”]

Aria da capo


Para mí esa era la clave: cómo generar una torsión para que esa metamorfosis fuese plausible, para que la historia no se quedase coja y siguiese una evolución natural. En mi opinión, lo real no es necesariamente lo que pasa, sino lo que puede llegar a pasar. Stéphane Delorme, ENTREVISTA a Abbas Kiarostami, “La dirección de la mirada

viernes, 19 de noviembre de 2010

Basic Wordrobe: Aita.

probablemente, en el momento en que se transforma el sentido originario del paquete básico de palabras sobre las que una vez se empezó a construir el sentido, en algún lugar se traza una línea



en realidad, el fondo de armario del vocabulario de cualquier lengua o palabras básicas permanece a resguardo conformando un reducto de memoria al margen de modas de temporada. sin duda, con lagunas: laku, lago, llac, lac, lake... (en cualquier caso, nada más próximo a aita

Entrei em casa. Apenas a lareira fria, as janelas fechadas a moldarem sombras finas no escuro. Do silêncio, da penumbra, um crescer de espectros, memórias? não, vultos que se recusavam a ser memórias, ou talvez uma mistura de carne e luz ou sombra. E vi-te pensei-te lembrei-te, à mesa, sentado no teu lugar. José Luís Peixoto, Te me moriste

en Aita (José María de Orbe, 2010) el espacio vacío, deshabitado

Comigo, a casa estava mais vazia. O frio entrava e, dentro de mim, solidificava. As várias sombras da sombra de mim, imóveis, passeavam-se de corpo para corpo, porque todos eles, todos meus, eram igualmente negros e frios. E abri a janela. José Luís Peixoto, morreste-me

de la casa familiar que es perfilado por la luz exterior, al abrir las ventanas adquiere primero entidad,



después, profundidad Todo en 'Aita' es real, pero una vez que ha pasado por el tamiz de su director, Jose María de Orbe, se convierte en ficción. ¿Te gusta esta casa?

Una casa no se construye sólo con piedras, cimientos, etc. El modo de mirar de un hombre también la construye. El modo de mirar da el aspecto a la realidad. Clarice Lispector, Descubrimientos. Crónicas inéditas, "Carta atrasada"

—descubrir la mirada de Giotto en los intersticios de las cajas de Oteiza

Y este lugar que era mundo, ahora vacío hueco, quiere ser mundo todavía. Y realmente, todo se mantiene suspendido. Todo quiere e intenta ser igual. Todos parecen creerlo. Sin ti, las personas aún van a donde iban, aún siguen las mismas líneas invisibles. José Luís Peixoto, Te me moriste

de alguna manera, la película podría considerarse una versión vasca del paisaje de Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives o como eslabón del trayecto de Eddie Saeta trazado por Lluís Miñarro. en cualquier caso, se propicia el clima adecuado para la aparición de fantasmas, y éstos, familiares o no, podrían atender al eco elegíaco de las palabras de Peixoto, de Joyce:



Catarsis final que sumerge la búsqueda más íntima del cineasta en una aventura vivificadora, capaz de dialogar con una multiplicidad de vías (cinematográficas, estéticas y culturales) pero también con sombras y herencias que pesan, en palabras de James Joyce, “sobre todos los vivos y sobre los muertos”. Carlos F. Heredero, "Los vivos y los muertos", Cahiers du Cinéma España nº 39, noviembre 2010

si al inicio, el negro de la pantalla se matizaba a medida que se abrían las ventanas de la casa y la luz se encaminaba por los corredores, finalmente se abren paso proyecciones —permitamos a la palabra saturarse de significaciones— y la convierten en heredera directa de Tren de sombras (José Luis Guerin, 1997). así, este espacio constituido como escenario es emplazamiento de clave única que permite a cada proyección emparentarse con la representación, con la danza

Otros bailes son la añoranza de este coraje. Este baile es el coraje. Otros bailes son alegres. La alegría de este es seria. O la alegría es dispensada. Es el triunfo mortal de vivir lo que importa. Clarice Lispector, Descubrimientos. Crónicas inéditas,España



nieuwZwart, después de The Waste Land, después de Neither, después de Schwarz auf Weiß (negro sobre blanco)

Padre. Perderte. He revivido el silencio insepulto de tus labios muertos. Y las sombras de nosotros mismos, como si esperasen apenas estos pensamientos para perderse, mezclarse en el negro. José Luís Peixoto, Te me moriste

viernes, 12 de noviembre de 2010

unterwebs

instalación con tres tocadiscos intervenidos , acetato de Los Panchos, Bolero "no me quieras tanto" y amplificación.



nadie (Ícaro Zorbar),

Pisamos el asfalto y bajo la suela del zapato sentimos su blandura, deambulamos por nuestras calles y se nos viene encima la transparencia de las fachadas que no consiguen ocultar las vidas ajenas. Sabemos que el tren atraviesa la ciudad, que el río acabará en el mar, que algunas olas aún son peligrosas. nekane aramburu, "sobre puentes, ventanas, calles y fantasmas"

trata del parpadeo que los ojos exigen... no Sorry although "I would prefer not to do" [Un recuerdo (ultrarrápido) de la psicastenia legendaria]


...........Depuis huit jours, j'avais déchiré mes bottines
...........aux cailloux des chemins...



Camino: franja de tierra por la que se va a pie. La carretera se diferencia del camino no sólo porque por ella se va en coche, sino porque no es más que una línea que une un punto a otro. La carretera no tiene su sentido en misma; el sentido sólo lo tienen los dos puntos que une. El camino es un elogio del espacio. Cada tramo del camino tiene sentido en sí mismo y nos invita a deternernos. La carretera es la victoriosa desvalorización del espacio, que gracias a ella no es hoy más que un simple obstáculo para el movimiento humano y una pérdida de tiempo. Milán Kundera, La inmortalidad



mirar los pies, el paso del camino a la carretera como ruta hacia la disolución del espacio que arrastra consigo el tiempo de vida en La inmortalidad de Milan Kundera: BREADLAND, reconocernos hierba en las autopistas de la información, Atlas (Michel Serres) a través:

Mientras que los antiguos caminos y métodos llevaban de un lugar a otro, ambos definidos, las nuevas vías que siguen nuestras prácticas, nacidas aquí y allá, qué importa, se propagan por todas partes, en ramilletes y en haces, o afluyen a todas partes, en haces y en ramilletes: mil mensajeros brotan y confluyen, por estos diversos caminos, en los que redes de redes, circuitos miniaturizados y satélites gigantes, conectan los lugares, intersectados como una rotonda.

asumiendo la paradoja de transitar la carretera como camino y deslizarnos por The Straight Story de David Lynch desde su Lost Highway

viernes, 29 de octubre de 2010

pre-position n. 1: OVER

..........Silencio.
..........No:
palabras. No. No las olvides pues te olvidas
de ti.
Julia Uceda, Hablando con un haya,Palabras



Clarice Lispector dice Muchas veces, escribir es acordarse de lo que nunca ha existido (Para no olvidar), otras veces uno preferiría no recordar haber aprendido a contar

Si las palabras "No. Nada de relatos, nunca más" pertenecen a La locura del día tal como está registrado en su borde, en el borde de un texto que hace la relación de la exigencia de un relato imposible, un texto que fue inicialmente llamado "Un relato", entonces el relato se borra del relato haciéndose más evidente, reparándose, mediante una "doble exposición" una sobreimpresión. Jacques Derrida, "SOBREVIVIR: líneas al borde", AAVV, Deconstrucción y crítica



Si ampliar una foto puede revelar la verdad, ampliar esa verdad es, de algún modo, desaparecerla. El efecto revelador de la fotografía queda diluido por su manipulación -por la aparición de su carácter velador. Iván de la Nuez, "Blow Up: una síntesis de la era de la imagen"



En este pasaje las polarizaciones manifestadas en el despertar y el dormir (o el recordar y el olvidar) se encuentran curiosamente embrolladas con las del pasado y el presente, lo imaginario y lo real, el saber y el no saber. Pues, si como queda claro en el pasaje previo, nacer a la vida es quedar dormido, por lo tanto asociando la vida con el sueño, entonces despertar “en este mundo cruel” de la previa condición de no estar dormido sólo puede significar el hacernos conscientes de nuestra persistente condición de estar dormidos, conscientes de estar más que nunca dormidos; un sueño más profundo remplaza a uno más ligero; alcanzamos un olvido más profundo por un acto de memoria que recuerda nuestro olvido. Paul de Man, "Shelley desfigurado", AAVV, Deconstrucción y crítica



Congelada, casi criogenizada, la modernidad expulsa la esencia de su propia definición: su significado, su ontología, no se conforma con ser un periodo más dentro de una continuidad histórica sino que su reafirmación en el presente conlleva la prerrogativa de devenir siempre objeto de reflexión sobre sí misma. La modernidad, lo moderno, no sólo son categorías periodizadoras, sino también modelos de autoconsciencia. Peio Aguirre, “Fantasmas semióticos: referencialidad, apropiación, sci-fi, historicismo, etc



aprender a mirar con párpados arrancados, insomne, entregado a la quietud de aquel momento que se prolonga
Christoph Janacs, Tras la ceniza, “Sentencias a René Char
_______________________________