jueves, 1 de abril de 2010

Opus 4 nº 4: Ostinato Soap

with or without words,
looking for a world

An object, after all, is what makes infinity private. Joseph Brodsky, Watermark



en el detalle,
silverpoetics
(casi) palabras
la main
o insignificante
Cuchara Sónica
Extrañas descripciones.

I wanted to work with the tradition of self-portraiture but also with the classical bust...I had the idea that I would make a replica of myself in chocolate and in soap, and I would feed myself with my self, and wash myself with my self. Both the licking and the bathing are quite gentle and loving acts, but what’s interesting is that I’m slowly erasing myself through the process. So for me it’s about that conflict, that love/hate relationship we have with our physical appearance, and the problem I have with looking in the mirror and thinking, ‘Is that who I am?’ Janine Antoni

impresión
de un sabor petrificado
I'm thinking.

Hay mucho que decir acerca del jabón. Exactamente todo lo que él cuenta de sí mismo hasta su desaparición completa, consumición del sujeto. Este es el objeto mismo que me conviene.

*

El jabón tiene mucho que decir. Y lo dice con locuacidad, entusiasmo. Cuando ha acabado de decirlo ya no existe.

*

Una especie de piedra, pero que no se deja rodar por la naturaleza: antes que dejarse rodar por las aguas se nos desliza entre los dedos y se funde a simple vista. Francis Ponge, El jabón

Still Life
(I'm not:
en plâtre
a table)
hello,



Fragments ecmnésiques
Questionnez vos petites cuillères

Hay mucho que decir a propósito del jabón. Exactamente todo lo que él cuenta de sí mismo cuando se lo rocía con agua de cierta manera. En seguida parece inclinado a decir muchas cosas. Que las diga pues. Con volubilidad, con entusiasmo. Hasta desaparecer por el agotamiento de su propio tema. Cuando ha acabado de decirlas no existe. Cuanto más tarda en decirlas, cuanto más puede decirlas y más lentamente se funde, de mejor calidad es.
Naturalmente siempre dice lo mismo. Y lo dice no importa a quién. Se expresa del mismo modo con todo el mundo.
Piedra charlatana...
Que hay mucho y casi infinitamente que decir a propósito del jabón es evidente. Y puede ser que haya más para farfullar que para decir. Aquí se impone una cierta volubilidad extrema. Y un cierto entusiasmo en perderse, en entregarse.
No duda tampoco en decir siempre las mismas cosas. Y en decirlas siempre del mismo modo. Y en decirlas del mismo modo a no importa quien -con júbilo, se sobreentiende-. Francis Ponge, El jabón

o, si se tratase de un error, estaría en no distinguir cotidiano de rutinario

(acercamiento a las visibilidades de una película superficial)

Who Has Stolen Our Bodies?